13Oct

Dos impactantes teorías sobre las relaciones

El ir y venir de las relaciones de pareja puede parecer tan misterioso que dan ganas de escribir a Cuarto Milenio, y pedir que Iker haga un monográfico sobre el tema.

Hasta ahora. Porque siguiendo el más estricto método científico -con su observación, su hipótesis, su experimentación, su camisita y su canesú- mis amigas arpías y yo hemos llegado a dos reveladoras teorías sobre las relaciones.

¿Qué es teoría?,
dices mientras clavas en mi pupila
tu pupila azul.
¿Qué es teoría? ¿Y tú me lo preguntas?
Teoría… eres tú.

¡Ups, que no era esto! Es que hablo de relaciones y me pongo poética. Una teoría se propone para explicar una clase de fenómenos, dos en este caso: los monzones y la resurrección. ¿Qué no lo entiendes? Sigue leyendo, y descubre que dos cosas que te han pasado siempre, nos pasan a todas y ¡por fin! tienen nombre.

1. Teoría de la Feromona

“Una hembra recién follada desprende tal cantidad de feromonas que los otros machos lo detectan con independencia del espacio/tiempo que les separe de dicha hembra, y les atrae irremediablemente hacia ella con el fin de poner su semilla encima de la semilla del anterior.”

Vamos, que los ligues tienen un clima monzónico, que alterna las sequías más absoluta con  inundaciones desbordantes. Te pasas unos milenios sin comerte una rosca, un colín, ni siquiera los mocos y, cuando la maldición se rompe, empiezan a salir pretendientes de debajo de las piedras. Hasta empiezas a plantearte si poner un “su turno” para gestionar la avalancha.

En mi Libera tu Magia, mi última Biblia, Elizabeth Gilbert dice que los monzones los explica “el descubrimiento múltiple”. Término utilizado por los científicos para explicar cuando dos o más investigadores de distintas partes del mundo tengan la misma idea al mismo tiempo. A mi me convence mucho más la teoría de la feromona, sin duda.

La sutil e irresistible llamada de la feromona, es implacable y afecta también a los hombres de tu pasado, lo que nos lleva a la teoría número 2.

2. Teoría del Domingo de Resurrección

“Debido a las épocas de calor cíclicas que experimentamos -AKA estaciones-, al calentamiento global, o a cualquier otro fenómeno meteorológico que implique una subida de la temperatura, llega un momento en el que los “pescados” se descongelan y reaparecen de imprevisto en tu vida”

Para entender esta teoría, primero es necesario tener claro el concepto “pescado congelado.” Si en algún momento algún tipo ha desaparecido de tu vida sin explicación, sólo hay una posible. Esta: una nevada inesperada le dejó tirado en la cuneta. Su último pensamiento fue para ti, y estaba a punto de mandarte el más dulce mensaje de amor cuando la nevada arreció y quedó congelado en la nieve sin que ese mensaje te llegara nunca.

Bien. Tenemos uno, dos, o montones de ex congelados en una cuneta, como un Walt Disney cualquiera. El incremento de la temperatura hace que se vaya derritiendo la nieve que les cubre. ¡Oh, milagro! ¡Alabemos al Santísimo! ¡El pescado se ha descongelado! El dedo que el frío dejó inmóvil a punto de presionar el botón de enviar, sigue su camino -días, meses o años después de empezar su recorrido-.

Así el ex resucita de entre los muertos. ¡Lázaro, levántate y mándala un mensaje! Y reaparece en tu vida de sopetón. Cuando menos te lo esperas. Cuando hacía ya mucho tiempo que entregaste su recuerdo al santo patrón de todas las cunetas. Como dice mi trilliza Isabel, coautora de las teorías, “antes o después… todos vuelven.

Si la ola de calor es especialmente fuerte, es posible que asistas estupefacta a una resurrección en masa. Suficiente para hacerte pensar que estás en un capítulo de The Walking Dead.

Récord Guiness de Resurrección

Si existiera en esta categoría, deberían dármelo a mi. Hasta que venga una con una historia mejor, tengo el Resurrection World Record Award. A ver si la superas.

Yo tenía un novio, que alguna vez me llevó a la bahía. Tiempo le dio, porque estuvimos juntos cerca de 9 años. La criatura me dejó porque ya no sentía lo mismo. Traducido a algo que todos entendamos : “Llevo más de medio año con otra, en cuanto te deje la preño y me caso con ella.” De la traducción me enteré meses después, por otras personas.

Unos siete años después. En la foto del Whatsapp tengo puesta una foto en la que estoy remona, con un sombrero de cowgirl. Domingo noche, tirada en el sillón. Bip, bip. Un mensaje de Whatsapp. No se quien lo manda. ¿Te apetece una cabalgada veraniega? Palpo el suelo hasta recuperar los ojos, que de lo que se han abierto se me han salido de las cuencas.

Recurro al chat de arpías para que me ayuden a identificar el número. Si. Es el padre de familia. ¡Ay! Qué horas de descojone e hijoputismo desencadenó una sola frase.

Por si te lo preguntas, no galopé o cabalgué… ni si quiera me acerqué a la montura. Le pregunté si se estaba dando a las drogas. Luego me pidió perdón y me dijo que había sido un calentón provocado por los recuerdos. Lo que mi mente tradujo como: “Ya no estoy con la otra y me ha dado por acordarme de ti, ¡oh, diosa del sexo!

Por favor, si tienes una resurrección más impactante cuéntamela, que estoy deseando que me arrebaten el récord. Y si tienes otras teorías sobre las relaciones estoy deseando enterarme. ¡Te espero en los comentarios. 😉

Share this Story

6 comments

  1. Javier Marchante

    jajaja Genial como siempre.
    Tu ex no estuvo nada fino: tenía que haber empezado con al menos 3 ó 4 frases del tipo ¿cómo te va la vida?
    y similares en vez de soltarte esa directamente. jeje Un beso

  2. jajajaja… tuve una resurrección de alguien por el que estuve obsesionada mucho tiempo y que a lo último no me hacía ni caso. Después de 6 meses sin saber nada de él y al mes de haberle olvidado recibo un wassap que pone: “K vida?” Así, sin más. Lo primero que hice fue ir al baño por el apretón que me entró de nervios y luego, cuando estaba más tranquila, escribí a mis amigas para que me ayudaran a descifrar el jeroglífico…hasta pensé que se había equivocado de persona… porque no entendía a cuento de qué venía el mensajito. Me hice la dura, y le escribí al día siguiente. Efectivamente no se había equivocado de persona y me llamó para ver qué tal estaba…Ya no hemos vuelto a saber nada el uno del otro. En fin…

  3. ME MEOOO DE MEARMEEEE!!! JA JAJAAAAAA
    QUÉ GENIAL UNA VEZ MÁS SILVIA …..
    QÚEEE BUENO EL EX CONGELAOOOO…
    POOOOBREEEESSS QUEEE SIMPLEEESSSS!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

© Copyright %year% Todos los derechos reservados

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: