El derecho a no tener una pasión

El derecho a no tener una pasión

No tengo una pasión. Ale, ya está, ya lo he dicho. Y además, estoy muy harta de que se suponga que tengo que encontrarla.

Me meto en Feedly -que por si no lo sabes, es un lector de blogs o RSS, en el que añades los que vas encontrando que te gustan, como por ejemplo este que tienes delante ahora 😉 Los encuentras todos ahí juntitos, y aparecen todas las entradas nuevas que publican- y encuentro “Cómo descubrir mi pasión”. Leo un poco y resulta que no sólo tengo que encontrarla, además tengo que “monetizarla”, que es una palabra que ahora se lleva mucho.

No tengo una pasión desde la infancia. No llevo desde los 5 años obsesionada con tocar la guitarra. No se más que nadie de sobre las costumbres y creencias de los cátaros. No se hablar klingon, me disfrazo de Spoke y voy a ferias a debatir los más nimios detalles de Star Treck.

He hecho un montón de cosas distintas. Un año me da por el fimo, y lo flipo haciendo churritos de colores, con los que luego hago pendientes y collares, me disfrazo de posadera y los vendo en una feria medieval. Otra racha lo que me gusta es el punto de cruz; y lo que sea que haga es muy probable que se quede a medias durante dos, tres o cuatro años, hasta que me vuelva la vena, que siempre vuelve y lo termine. Igual me pasa con el punto, el ganchillo, colorear mandalas, bailar funky, hacer cremas… o lo que sea por lo que me de en cada momento. Y eso sólo por hablar de la sección “manualidades.”

Soy inconstante y variable.  

Sigo curioseando por Feedly, leyendo titulares: “Cómo programar contenido en Instagram para optimizar la gestión de cuentas“, “Garlic Olive Oil for Ear Infection“, “Curación de contenidos de las redes en la prensa digital“, “A 3 kilómetros de Stonehenge: Descubren un gigantesco monumento enterrado“, “El marketing del porno online” (esta parece entretenida, luego me la leo), “The Art Of Sexual Kung Fu” (esta me la leo ahora mismo)…

Mi feed, la música que me gusta y la gente que me cae bien son, crossover, como yo: una mezcla inconexa, que de alguna forma juntas consiguen cierta armonía.

(Nota mental: desuscribirme del blog que me invita a monetizar pasiones.)

Una temporada de mi vida me esto preocupaba. Mi amiga Araceli y yo intentamos hacer actividades, como jugar al billar, para ver si se convertían en hoobies duraderos. Nunca lo conseguimos y el tema frustraba un poco.

Ahora me pregunto, ¿cuál es el problema? Parece que si no tienes algo, un ALGO, que te gusta mucho, eres un humano incompleto y poco menos que te mereces la extinción, el fuego eterno o que caiga sobre ti algún tipo de maldición bíblica. Pues sinceramente, conozco más gente SIN que gente CON.

No tengo sólo una pasión, y no voy a flagelarme por ello nunca más. Voy a seguir probando todo lo que me vaya apeteciendo en cada momento y apasionándome cada vez por algo distinto. He dicho.

Personas multipotenciales

Es 21 de diciembre, hace dos meses que escribí esta entrada y me acabo de encontrar esta charla TED Talk (soy muy fan de las TEDTalks). En ella esta moza de pelo poco favorecedor habla justamente de eso, y explica beneficios de ser catacaldos, o lo que ella llama, personas multipotenciales. Ahora me entero de que soy multipotencial.

 

¿Tu tienes algo que te fascine o eres modelo catacaldos? Te espero en los comentarios. 🙂

Foto: unsplah

3 Comentarios

  1. jejeejeejejej muy bueno, me suena, catacaldos total, con idas y venidas…

    Responder
    • Gracias Luciana, ahora paso a ver el grupo. Por cierto… ¿Cómo has llegado hasta este blog? 🙂

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tic, tac… estoy en crisis de tiempo – Silvia Alegria. Filosofando desde el pueblo. - […] realidad no tengo crisis de ideas, tengo crisis de tiempo…el catacaldismo ha atacado fuerte en primavera y quiero hacer tantas cosas…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

A %d blogueros les gusta esto: