En la mitad del invierno

En la mitad del invierno

Me encanta este momento del año, la mitad del invierno, siempre me trae a la memoria la frase de Albert Camus:

“Y en lo más profundo del invierno, finalmente aprendí,
que dentro de mí existe un verano invencible.”

Yo la recuerdo en versión libre, porque siempre cambio verano por primavera. Debe ser que me gustan más las flores que los frutos.

Ahora ya se nota claramente, lo que hace unas semanas sólo se intuía, que los días se alargan y la luz poco a poco va ganando terreno. La vida se despereza, comienza a abrirse paso de nuevo: las camelias están reventonas, las mimosas doradas y los almendros cubiertos de blanco. Los pajaritos celebran fiestones todas las mañanas y el aire empieza a oler distinto, a primavera. Me reafirmo en que las estaciones están mal puestas, van retrasadas con la realidad. Normal que las fiestas mayores de los celtas no fueran los solsticios y equinoccios, que también los celebraban, sino las fecha entre estos: primero de noviembre, febrero, mayo y agosto.

Este año ha venido muy loco. Los árboles han empezado a brotar antes de tirar todas las hojas, no han dejado verse florecitas amarillas de primavera, hace un par de semanas vi la primera jara y no ha hecho frío. Ha sido un invierno difuso y con poca personalidad; esto hace que se note menos, que el contraste no sea tan llamativo. En cualquier caso son días en los que la magia está allí donde mires

¡Feliz Imbolc, feliz Candelaria, feliz Santa Brígida y feliz Día de la Marmota!

2 Comentarios

  1. Hola Silvia he buscado el primer correo que recibi creo que fe edte de febrero no? Me encabtovtu alegria y buen humor y lo bien que te expresas, tienes alma de Poeta y me gystaste enseguida, a ver si me contagio de ti. Un abrazo guapusima

    Responder
    • Gracias, Olga!!! Me hizo mucha ilusión conocerte de una forma tan chula 🙂

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bendita luz - Silvia Alegria - […] vida es cíclica, así que me veo pensando lo mismo que todos los años por estas fechas: ¡bendita […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

A %d blogueros les gusta esto: