La lista de los deseos

La lista de los deseos

He creado una Lista de los Deseos en Amazon. Una pública, porque privada ya tenía una en la que meter los miles de libros que ni en 500 años de futuro me darían tiempo a leer.

En un alarde de creatividad, la he llamado “Lista de deseos de Silvia” Había pensado llamarla Lista L’Oreal (porque yo lo valgo) o Lista Why not? Pero no me pagan por publicidad, no voy a redecorar un bar gay ni opto a ningún premio a la innovación publicitaria, así que lo mejor es un nombre facilón y del que tu te puedas acordar.

¿Y eso?, pensarás, ¿para qué me tengo que acordar yo de la lista de esta tía? Porque es una lista pública. Puedes entrar, verla… ¡y regalarme lo que se te antoje! Así, dejándote llevar, por impulso, como si me hubiera puesto desodorante en los 90. Es algo realmente maravilloso.

Ver la lista

De momento tiene pocos productos metidos, porque no se me ocurren muchos objetos que quiera y que estén en Amazon. Tu echale un ojo con frecuencia, que se me irán ocurriendo más.

Otra lista de los deseos:

Hay ciertas cosas que deseo, pero no están en Amazon, te las pongo aquí, no sea que un detalle sin importancia como este te impida darte el placer de regalármelas:

Ver auroras boreales desde la cama

Por ejemplo en el Hotel Kakslauttanen (Saariselkä, Finlandia). Con una o dos noches me vale, que tengo el cuerpo demasiado tropical para tanta nieve.

Los iglús de cristal del hotel Kakslauttanen. © Tarja Ryhannen Mitrovic

Un todoterreno pequeñito

Tipo este Suzuki Jimny cabrio. Divino para meterme en caminos inexplorados, una de mis actividades favoritas. A Kraken le encanta ir con las orejas al viento. ¿Vas a negar la felicidad a un bulldog francés que bebe patxaran y fuma puros? No tengo manías con el color, lo dejo a tu elección.

Ir aquí con un chulazo

Aquí es un término un poco genérico aun poniendo foto, así que he tirado de esa maravilla que es Google images, para que vayas a tiro hecho. Es el hotel Ninh Van Bay en Vietnam. Aquí puedo estar más de dos días. El chulazo me lo apaño yo, que eso no te frene; aunque si tienes sugerencias al respecto son bienvenidas.

Mirar las estrellas mientras me baño en las Termas de Puritama

Como en los desiertos por la noche refresca, a dormir prefiero ir al Hotel Explora si no te importa. 😉

– Lista en expansión, esta la he hecho en un pispas y ahora no hacen más que ocurrírseme “items” para ampliarla.-

Si me baso en la experiencia, tiene pinta de que me van a caer tantos regalos como donativos en Paypal. Sigo siendo una soñadora y no me resisto a lanzar algunos de mis deseos al aire. La versión 2.0. de la carta a los Reyes Magos.

Siéntete libre de regalarme lo que prefieras (de lo que hay en la lista de los deseos, eh). Dar es un placer del que no quiero privarte.

Y, siempre, comparte uno de tus sueños conmigo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

A %d blogueros les gusta esto: