Me lo como tó

─  ¿Qué tal la sesión de fotos de esta tarde? ─  pregunta la madre a su hija que tiene el sueño de ser top model, influencer, it girl o lo que sea que mola ser ahora.

─  ¡Superbien, mamuchi!  He trabajado con una rubia muy expresiva. Teníamos que vender un poco de lechuga y una rodaja de naranja. El fotógrafo nos decía todo el rato “dámelo todo, nena.” Eso me ha motivado un montón. Me he dicho: “¡Si! ¡Uuuuuhhh, uhhhh, uuuhhhh! Hagamos la mejor foto de la historia de la publicidad.” Y para que saliera una pose interesante me he acordado de la cara que le pongo al Jonathan cuando le digo que le voy a comer t’ó lo gordo. Creo que ha quedado una sesión tó guapa, mira:

Eso viene a que haciendo una infografía con el muy apañado a la par que aséptico Canva, busqué “healthy food” y me salió esta foto de arriba. No puedo mirarla sin descojonarme. Y sin sentir unas ganas tremendas de dibujar pollas encima de la lechuga y de la naranja. Para que haya cierta coherencia entre las caras de las mozas y el objeto a introducirse en la boca.

La foto es un despropósito tan grande que da mucha risa. Vaya que nos vendan que comer algún chocolate o yogur griego te vaya a provocar más orgasmos que si fueras tu el plato… ¿pero estás caras con la lechuga? Inconcebible.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

A %d blogueros les gusta esto: