Mudanza con perro y bolso

Mudanza con perro y bolso

8 de marzo. jueves

Me voy a dormir a casa de Susana esta noche, así que me llevo pocas cosas: un perro (por no dejárselo a mi madre), el cepillo de dientes, unas bragas, una camiseta y unos calcetines; total, al día siguiente vuelvo a mi casa.

9 de marzo, viernes

Amanece en Colmenar. 9 de la mañana, me levanto.

10 de la mañana, en lo que desayunamos decidimos hacer cosas pendientes, a saber:

  • De Colmenar vamos en el smart y el forfi a San Agustín de Guadalix, dejamos el smart aparcado. De ahí a Bustarviejo. Damos vueltas, vueltas y más vueltas buscando unas pistas de padel, para ver si podría gestionar el chiringo Susana. Tardamos la de Dios en esto.
  • De ahí vamos a San Agustín, cojemos el smart y vamos a Ikea. Compramos mueble para Ana  (que no lo había más pesado, 38 kilos el puto paquete) me lesiono el meñique al intentar mover ese momio. Asombrosamente agotadas vamos a comer al Burrikin (todo esto con perro, no se olvide) viene Bea, una amiga de Susana a por el smart, que su coche está en el taller.
  • De Ikea San Sebastian de los Reyes vamos a Coslada, donde hemos conseguido la furgoneta barata; pero en el camino pasamos por Plenilunio, que teníamos unas cositas que devolver en Primark.
  • De Coslada vamos a Tres Cantos, a meter en la furgo unas cosas para Ana que teníamos en el loft: cajas con cristalería, adornos de navidad como para poner una tienda, la chirlón rosa (“chaise longe”, para los que no sepan idiomas)
  • Anochece en la N-V.
  • A eso de las diez llegamos a Puertollano. ¡Joder, esto de dejarse fluir es agotador! 😉

mudanza2

10 de marzo, sábado

Amanece en Puertollano.

Coloreo unas cuantas banderas de países (tengo que mirarlas en el ordenador, sólo me se España y Japón). Descargamos las cosas que son para Ana, colocamos un poco el trastero, dejamos el mueble montadito; y les da tiempo hasta a teñirse 😉

De vuelta a Madrid, pasando por casa de los papás.

Anochece en Colmenar Viejo.

mudanza1111 de marzo, domingo

Amanece y anochece en Colmenar Viejo… Entre medias, incursión a Tres Cantos, a llenar la furgoneta hasta los topes (y es una grande, grande); a Carabanchel a por una nevera que me regalan y a Villanueva de la Vera a dejar las cosas. Descarga en el garaje de mi futuro casero/vecino/alquilador y vuelta a Madrid. Llego medio mala.

12 de marzo, lunes.

De Colmenar a Coslada a devolver la furgoneta y coger mi coche. Tres noches y 2.500 kilómetros después de lo previsto, vuelvo a Cuatro Caminos, a pasarme en día en el sillón con fiebre.

 

 

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tierra... traga a Kraken o a mi o a los dos - […] más que un perro parece mi bolso, porque le llevo a todas partes. Hasta hago mudanzas con los dos, el perro…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

A %d blogueros les gusta esto: