23Dic

El reino de la noche

El reino de la noche… ¡se ha terminado! Aun no se nota, pero desde las 5:45 a.m. del 21 de diciembre la luz vuelve a ganar. Normal que los antiguos hicieran fiestones para celebrarlo, porque, darling, si has vivido toda la vida en una ciudad, no tienes ni puta idea de lo que es el invierno. Noches eternas, que lo mismo te da que sean las 7 de la tarde que las 4 de la mañana. Noches sin escaparates, sin farolas cada medio metro, sin gente en la calle haciendo lo mismo que de día, fuera del ritmo natural. Noches largas para pensar sobre la noche.

Noches hay de muchos tipos: de bohemia y de ilusión, locas, de borrachera y fiesta, insomnes, apasionadas, surrealistas, cortas de verano, mágicas, de sillón y manta, melancólicas. También hay noches oscuras del alma, esas en las que salen a pasear los demonios, nuestros miedos. En el trajín del día pueden pasar desapercibidos, pero por la noche, cuando estas intentando dormir en la cama, estas criaturas nocturnas se extienden por tu pecho como un petróleo viscoso, que te asfixia y te impide dormir. Para rendirle homenaje ahora que se acortan va esta entrada. Read More »

21Dic

La vida es un regalo

La Navidad es un buen momento para agradecer los regalos… y toooodo lo que tenemos que damos por supuesto, y que son los mejores regalos.

13Dic

Carta al coño

Querido coño, querido útero:

Perdóname por las veces que te he hecho daño. Por los abusos a los que te he sometido y a los que he dejado que te sometieran hombres que no te han tratado con el respeto debido, haciéndote los honores y dándote la dedicación y amor que te mereces.

Perdóname por no haber respetado tus ciclos, por haberte maldecido cuando he tenido la regla, cuando me has dolido, cuando me has preocupado. Por no haberte dado un trato que no es el de honra, adoración y respeto que te mereces, como dador de vida, generador de ideas y creador de la energía que mueve el mundo. Por no agradecerte suficiente el placer que me das, tu función incansable mes tras mes. Por renegar de tus fluidos, de tus dones, de la regla. Por no aprender a tiempo de tus flujos y reflujos. Por no ser consciente de tu idioma, de tu latir, de tus necesidades.

Perdonadme querido clítoris, querido útero, querida vagina, queridos ovarios… perdonadme.

Agradezco infinito ser mujer, teneros en mi cuerpo, empaparme de vuestros fluidos y navegar en vuestras oleadas de hormonas. En nuestros fluidos y nuestras oleadas. Read More »

8Dic

María Lucía no podía mover los brazos ni las piernas, casi no podía hablar y estaba confinada en una silla de ruedas debido a una enfermedad progresiva que iba limitando sus capacidades físicas. Esta chica, que para el común de la gente no podía hacer nada, quiso encontrar un propósito en su vida para dejar un mundo mejor. Ella había aprendido que un verdadero propósito, el del alma, tiene que ver con una acción desinteresada, con dar algo de sí de un modo placentero y sin esperar nada a cambio.

Read More »

3Dic

La locura mejor fuera

No me levanto cada día a las 5 a.m. para hacer yoga, ni para hacer ejercicio, ni para escribir 3 hojas… ni para nada. No me siento ni al amanecer ni al atardecer ni a ninguna hora a meditar. Tengo cero rutinas y poca constancia. Como buena catacaldos he probado tantas técnicas de meditación, energéticas, espirituales… como estrellas hay en la galaxia. Todas las empiezo con el mismo entusiasmo con el que compro un cacharro nuevo en la cocina; ese que me va a cambiar la vida y me va a convertir en la perfecta ama de casa inglesa que hace conservas y mermeladas. Todas las abandono con la misma rapidez que dejo el cacharro y vuelvo a la socorrida olla express para hacer platos tan innovadores como un puré de verduras.

Cuando encuentro algo que me gusta, me dan ganas contárselo a todo el mundo. Y este trajín de probar cosas que me traigo, me da criterio para saber la que me va y la que no. Así que, sin que sirva de precedente, voy a explicar dos prácticas para sacar la locura fuera de la cabeza. ¿Por qué? Porque son FACILES y efectivas. Hazlas y prueba cómo sientan.

Read More »

1Dic

Una mañana, nos regalaron un conejo de indias.
Llegó a casa enjaulado. Al mediodía, le abrí la puerta de la jaula.
Volví a casa al anochecer y lo encontré tal como lo había dejado: jaula adentro, pegado a los barrotes, temblando del susto de la libertad.

Eduardo Galeano

23Nov

La vida siempre vence

Imagínate que vives en una finca en mitad del campo, en una casa modesta, a la que sólo se llega a pie. Una noche abres la puerta, y se te echan encima cuatro tíos, te atan, te golpean, se ensañan contigo. Te roban lo poco que tienes y se largan dejándote tirado, con el cuerpo roto, sangrando, atado… Parece de una película, ¿verdad? O algo que pasa en ciudades peligrosas de otro país. O que le pasa a gente peligrosa, que anda en movidas extrañas. Algo que no tiene nada que ver contigo, ni con tu vida. Pues no. Le puede pasar, como así ha sido, a cualquiera.

Hace menos de una semana en un pequeño, y aparentemente bucólico pueblito, le pasó a Fernando Llorente. No le conozco personalmente, pero sólo he necesitado el mensaje que mandó a la concentración en su apoyo, para saber que es un tipo impresionante. ¿Tu podrías responder a semejante violencia con tanto amor y esperanza? Read More »

17Nov

It is strange how the character of a person is reflected in the sexual act. If one is nervous, timid, uneasy, fearful, the sexual act is the same. If one is relaxed and easy going the sexual act is relaxed and enjoyable. Hans’ penis never softens so he takes his time; with the certainty about it, he installs himself inside his pleasure as he installs himself inside of the present moment, to enjoy, calmly, completely, to the last drop.

Anaïs Nin, Auletris Erotica

auletris-eroticaPor lo visto Amazon había censurado este libro, escondiéndolo entre rincones que hacían casi imposible encontrarlo, porque cataloga su contenido para adultos, y la cubierta es obscena. La moral victoriana nos sigue rodeando por todas partes.

Traduzco el párrafo, con todas las licencias que me da mi inglés de barrio:

“Es extraño cómo el carácter de una persona se refleja en el acto sexual. Si uno es nervioso, tímido, complicado, miedoso, el acto sexual es lo mismo. Si uno es relajado y despreocupado el acto sexual es relajado y disfrutable. El pene de Hans nunca se ablanda así que él se toma su tiempo; con la certeza de esto, él se instala en su placer y se instala en el momento presente, para disfrutar, con calma, completamente, hasta la última gota.”

Hans era un Chiquito de la Calzada del sexo.

 

 

© Copyright %year% Todos los derechos reservados

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: