Prefiero

Prefiero

Hace tiempo hice un homenaje a La gente que me gusta, de Benedetti, ahora le toca a las “Posibilidades” de Wislawa Szymborska (al final de la entrada). Aviso a navegantes, mi intención no es hacer poesía, porque no se, y porque no acabo de encontrarle el punto.

Prefiero

Prefiero una noche estrellada.
Prefiero los inicios a los finales,
y, aun así, prefiero terminar.
Prefiero la panceta en las barbacoas.
Prefiero vivir descalza.
Prefiero la naturaleza salvaje y despiadada.
Prefiero los susurros y los gemidos.
Prefiero octubre.
Prefiero febrero.
Prefiero abrir un mapa que escuchar un GPS.
Prefiero unas manos fuertes y trabajadas.
Prefiero el chocolate, también en la piel.
Prefiero los baños en compañía con luna llena.
Prefiero la madera y el barro al plástico.
Prefiero abrirme a una mirada.
Prefiero respirar.
Prefiero seguir sorprendiéndome
a estar de vuelta de todo.
Prefiero el salmorejo en verano y la sopa en invierno.
Prefiero poco de mucho que mucho de poco.
Prefiero los atardeceres, por que los veo cada día
sin tener que madrugar.
Prefiero la sal.
Prefiero el silencio, aunque incomode.
Prefiero un cielo con nubes,
a uno totalmente despejado.
Prefiero los masajes
que ralajan sin hacer daño.
Me gusta soñar. Me gustas tu.

 

Posibilidades

Prefiero el cine.
Prefiero los gatos.
Prefiero los robles a orillas del Warta.
Prefiero Dickens a Dostoievski.
Prefiero que me guste la gente
a amar a la humanidad.
Prefiero tener a la mano hilo y aguja.
Prefiero no afirmar
que la razón es la culpable de todo.
Prefiero las excepciones.
Prefiero salir antes.
Prefiero hablar de otra cosa con los médicos.
Prefiero las viejas ilustraciones a rayas.
Prefiero lo ridículo de escribir poemas
a lo ridículo de no escribirlos.
Prefiero en el amor los aniversarios no exactos
que se celebran todos los días.
Prefiero a los moralistas
que no me prometen nada.
Prefiero la bondad astuta que la demasiado crédula.
Prefiero la tierra vestida de civil.
Prefiero los países conquistados a los conquistadores.
Prefiero tener reservas.
Prefiero el infierno del caos al infierno del orden.
Prefiero los cuentos de Grimm a las primeras planas
del periódico.
Prefiero las hojas sin flores a la flor sin hojas.
Prefiero los perros con la cola sin cortar.
Prefiero los ojos claros porque los tengo oscuros.
Prefiero los cajones.
Prefiero muchas cosas que aquí no he mencionado
a muchas otras tampoco mencionadas.
Prefiero el cero solo
al que hace cola en una cifra.
Prefiero el tiempo insectil al estelar.
Prefiero tocar madera.
Prefiero no preguntar cuánto me queda y cuándo.
Prefiero tomar en cuenta incluso la posibilidad
de que el ser tiene su razón.

-Wislawa Szymborska-

“Gente en el puente” 1986

Foto: Gratisography

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haciendo cookies

Las cookies normalmente me las como, pero en la web las uso propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Aquí tienes la política de cookies, por si quieres leerla.plugin cookies

A %d blogueros les gusta esto: